...Psssss ¿ A tí te gusta Alejandro Sanz?.... pssssss un moñas...( Sogo dixit MCMXCI)

18 febrero 2008

Visitar Barcelona en un solo día...


Mañana:
Visitar Barcelona en un día es una osadía. Para empezar nuestro itinerario, saldremos de la plaza de Catalunya, centro neurálgico de la ciudad. Andando nos aproximaremos al Portal de l’Àngel, un paseo comercial que se adentra hacia el casco histórico de la ciudad. La calle del Pi nos conducirá a la plaza del Pi, un espacio encantador en el que se levanta la basílica de Santa Maria del Pi (gótico del XIV). Los domingos, en la plaza del Pi se congregan artistas y pintores que exponen sus obras.
Una callejuela medieval (calle de la Palla) nos lleva hasta la catedral. Este es el monumento más espectacular del Barri Gòtic. Podemos tomar un café o un refresco en una de las terrazas de la plaza, observando al mismo tiempo la magnífica fachada. El claustro gótico de la Catedral es una visita obligada.
A mano derecha, pasando por el borde de un fragmento de la muralla romana, la calle del Bisbe da a la plaza Sant Jaume, centro político de Catalunya. Aquí se encuentran el Palau de la Generalitat, a un lado, y el edificio del Ajuntament, al otro.
En la plaza del Rei, un lugar de ensueño para los amantes del mundo medieval, encontramos el Palau Reial Major y el Saló del Tinell. La visita al Museu d’Història de la Ciutat permite observar los restos de la Barcino romana, excavados bajo la plaza del Rei.
Para los interesados en el arte, hay una visita opcional al Museu Picasso, situado en la calle Montcada. Unas calles más allá, se halla la iglesia de Santa Maria del Mar. La espectacularidad de este edificio se esconde en su interior, con tres naves columnadas excepcionales.
Nos hallamos ahora en el barrio marítimo de la antigua Barcelona. Para comer tenemos dos opciones. Si te gustan los centros comerciales, encontrarás diversidad de oferta de establecimientos de restauración en el Maremàgnum, con vistas al mar y a la fachada litoral. Si buscas la cara más tradicional de la ciudad, el barrio de la Barceloneta te ofrece un amplio abanico de restaurantes en que podrás degustar el marisco y la gastronomía más tradicional.
Tarde-Noche:
Para digerir la comida, la subida a pie por La Rambla te garantiza un espectáculo de diversidad cultural y de arte en la calle. Este boulevard es el símbolo del dinamismo y el cosmopolitismo de la ciudad.
El paseo de Gràcia puede recorrerse a pie o en autobús. En él encontramos edificios importantes y tiendas exclusivas. Lo más destacado son sus edificios modernistas, con la Casa Batlló, y más adelante la Casa Milà, de Antoni Gaudí. El Temple Expiatori de la Sagrada Família, en el que segurísimo que agotarás tus carretes fotográficos, es el último monumento del día.
A la hora de cenar, nos relajaremos en algún restaurante del Port Olímpic. Si todavía te quedan pilas, allá encontrarás una buena oferta de locales nocturnos.
Pd: Pillando ideas...

1 comentario:

Mr Furia dijo...

Llevad calzado cómodo que sino los pies echarán chispas....